Content

jueves, 1 de noviembre de 2012

Conferencia, Miguel Trillo.


Con motivo de su visita a la Escuela de Artes de Sevilla, Miguel Trillo hace una retrospectiva a su propia obra desde la década de los 80 en la que comienza a retratar a personajes de distintas tribus urbanas y que le llevarán a la actualidad a su próximo proyecto Gigasiápolis, un futuro mestizo entre occidente y oriente.


Miguel Trillo confiesa haberse sentido atraído por la estética de la movida madrileña de los años 80, de todo el público anónimo que rodeaba al mundo de la nocturnidad y conciertos, de los grupos de rock y pop que comenzaban a darse a conocer en antros de la capital y como necesidad de recopilación cual coleccionista, Trillo decide cámara en mano salir cada noche por los alrededores de esos lugares en busca de modelos anónimos sin artificios pero que reflejasen los intereses de la juventud del momento a través de su imagen personal, conviviendo con ellos y comprendiendo sus inquietudes consigue representar la sociedad joven de los 80.
Sus primeras fotografías se basan en planos sencillos sin artificios sobre fondos con pocos elementos “no me gusta que aparezcan elementos que distraigan salvo los personajes retratados” comenta Trillo, los personajes aparecen en solitario o a lo sumo en parejas pero no en grupos.

Durante los próximos años Trillo sigue investigando sobre las tribus urbanas pero en esta ocasión viaja a Londres donde quedará desbordado por la variedad de personajes que encuentra.

En esta ocasión se centrará en una fotografía más complicada con planos medios, grupos de personajes e incluso varía el punto de vista único y frontal por angulaciones en contrapicado o laterales, obligando a sus improvisados modelos a torcer el gesto para mirar hacía el visor.
“siento mi fotografía como homenaje al público de los conciertos” con esta frase recoge Trillo su agradecimiento a esos modelos que forman parte de manera desinteresada de su obra, en estos años también realizó fotografías sobre escenarios de concierto, sin flash ni artificios para recoger el clima y ambiente que allí se respiraba y que formarán parte de su serie Mosaicos.


A comienzos de los 90 se centra en un trabajo por encargo para El País, se trata de un reportaje en forma de viaje por toda España durante los años 1991 y 1992, recogiendo retratos de personajes variados de toda la península y que quedarán presentados en marcos de metacrilato con goma que escenifican las ventanas de ojo de buey de barcos, aludiendo a la idea de viaje.

Esta serie de retratos también formarán parte de su Instalación Souvenirs, en la que presenta sus fotos en sellos y postales con tipografía alusiva a las ciudades donde fueron tomadas. Con estos sellos y postales sobre ciudades de España Trillo hace referencia al independentismo latente en algunas ciudades, alude a las fronteras y a la diferencia de costumbres y culturas dentro de una misma nación y que desencadenarán en otro proyecto que le llevó a recoger graffitis y pintadas con frases reivindicativas y a veces en tono desmesurado sobre la situación y conflictos entre ciudades.

A partir de los años 2006 y 2007 comienza a trabajar en digital lo que le permite mayor libertad.
 Desde entonces hasta la actualidad Trillo ha vuelto a los mosaicos, a la representación de personajes anónimos, ya sea de forma individual o colectiva, a las angulaciones contrapicadas y picadas, pero sobre todo a recopilar personajes pertenecientes a tribus urbanas desconocidas que surgen con las nuevas generaciones y que no se cansan de innovar con la imagen que ofrecen a la sociedad.


Su nuevo proyecto Gigasiápolis, lo ha llevado a viajar por Filipinas, Seúl, Pekín, India y Nueva Delhi, su discurso habla sobre una nueva sociedad fruto de la confluencias entre culturas entre occidente y oriente, confiesa haberse sentido desubicado en ocasiones al encontrarse en un lugar extraño incomunicado por el idioma pero para él la fotografía es un idioma universal y aún encuentra a personajes que retratar dispuestos a participar de forma desinteresada pero interesados a la vez en su obra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Antonio Garbla. Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Seguidores